Vorater: espacios de calma y observación llenos de bienestar

Se dice que el Ripollès es la cuna del excursionismo catalán, y no tenemos duda de esto. Un montón de rutas de senderismo, espacios naturales protegidos como el Parque Natural de las Cabeceras del Ter y del Freser, pueblos de alta montaña… estos y otros atractivos hacen de esta comarca catalana la escapada perfecta. Este verano, coge la mochila y disfruta del auténtico bienestar con los baños de bosque, excursiones con conciencia, la contemplación en silencio de los paisajes o las paseadas a tocar del río Ter. Todas ellas son unas prácticas milenarias, aun así, actualmente prácticamente olvidadas, que ahora vuelven a tener un peso primordial en nuestro bienestar.

De aquí es donde nace el proyecto VORATER, un producto turístico del ámbito del bienestar que quiere reivindicar la gran riqueza del río Ter y sacar provecho de los espacios de contacto con los cursos de agua para volver a facilitar el acceso a este rico patrimonio fluvial. Con solo tres elementos: un libreto, un mapa y una webapp, disfruta de recorridos introspectivos alrededor de las localidades de Camprodon, Sant Pau de Segúries, Sant Joan de les Abadesses y Ripoll, unos rincones especialmente elegidos para quedarse, para desarrollar las actividades relacionadas y reencontrarse con el río Ter.

Todos ellos son espacios de calma y de observación: lugares de alta calidad paisajística y sensitiva que te permiten sumergirte en la visita con todos los sentidos y en tres ámbitos: sensibilización, meditativo y físico, para favorecer la comprensión de conceptos como reconexión, fluir, bienestar o resiliencia.

Sant Pau de Segúries. Proyecto Vorater

Ponte en marcha y descubre los cuatro itinerarios VORATER, los cuales cada uno dispone de cinco espacios de calma y observación en cada municipio. Se trata de recorridos de entre 3 y 5 km (ida y vuelta), sin dificultad, pensados para disfrutar individualmente o en compañía. Las actividades que se llevan a cabo en estos cuatro recorridos se plantean como paradas que facilitan reflexiones y dinámicas de autoconocimiento y mindfulness en el entorno natural. En cada espacio se ofrece la posibilidad de realizar varios ejercicios: de movimiento, de calma, de observación y de escritura. Además, también habrá una serie de lecturas que te ayudarán a preparar el cuerpo y el espíritu de cara a la experiencia que está a punto de empezar. ¿Estás preparado?

El aire puro de Camprodon

Camprodon es un pueblo donde podrás disfrutar de caminatas por la montaña, paseadas tranquilas por el paseo Maristany y excursiones frescas por las orillas del río. También encontramos el bosque maduro de la Robleda de Can Pascal, un espacio de gran valor ecológico, forestal y paisajístico, con robles de hoja grande y muchos ejemplares que superan los 200 años. A pesar de que este itinerario no es a tocar del río, estamos cerca de la confluencia del río Ritort y el Ritortell, que dan las aguas al Ter en medio de la villa.

Disfruta de este recorrido, desde la fuente del Vern hasta la Rovira, todo un estallido de naturaleza milenaria para poner a prueba los cinco sentidos y entender el bosque y la naturaleza en su estado natural y propio.

Archivo Imágenes PTCGB. Camprodon. Maria Geli i Pilar Planagumà.

Sant Pau de Segúries, un viaje en el tiempo

Otro recorrido que tampoco te puedes perder es en Sant Pau de Segúries, un itinerario que transcurre por el borde del río Ter, por el antiguo Camí Ral, desde donde seremos testigos del pasado y del presente y de la estrecha relación que ha existido desde hace muchos años entre la naturaleza y el ser humano. Cálzate bien y haz un viaje en el tiempo por este lugar del valle de Camprodon.

Sant Joan de les Abadesses, un pasado histórico

En el caso de Sant Joan de les Abadesses el itinerario transcurre paralelamente a la riera de Arçamala hasta su encuentro con el Ter. Se trata de un recorrido por el entorno del casco urbano, desde donde se puede ver de cerca la relación y dependencia que ha existido siempre con este bien tan preciado, que es el agua. Un itinerario donde se ve claramente la estrecha relación entre el hombre y la naturaleza y donde el pasado de la villa todavía es muy presente en muchas calles, edificios y el pintoresco Puente Viejo sobre el río Ter.

Ripoll y sus rincones naturales

Y por último, tenemos el recorrido de Ripoll, capital del Ripollès y cuna de Cataluña. A tocar del río, empieza la Colonia fabril de Santa Maria y, por lo tanto, cuenta con un protagonismo más industrial del río, como lo testimonian la presencia del tren, el canal y la central de Botei y la depuradora. Este recorrido dispone de rincones naturales capaces de acoger puntos de calma, meditación, observación y, incluso, escritura.

Archivo Imágenes PTCBG. Monestir de Santa Maria de Ripoll. Raimon Casals.

Ven y disfruta del sonido del agua, el canto de los pájaros o el rumor de las ramas de la comarca del Ripollès. Un espacio natural que aporta bienestar y mejora la salud integral de las personas. En definitiva, aquí te espera una experiencia a la naturaleza que mejorará tu calidad de vida. ¿A qué esperas?