Spas y balnearios en invierno

Dedicarnos más tiempo a nosotros mismos y a nuestro propio bienestar. Este debería ser uno de los objetivos del nuevo año que hace poco hemos empezado. Porque cuidarnos algo más siempre es posible, solo hay que encontrar la manera de integrar pequeñas rutinas en nuestro día a día que nos hagan sentir mejor; pero también hay un gran regalo que nos podemos hacer en este sentido: una visita a un spa o balneario. Es una de las opciones más agradables y efectivas para darnos, nunca mejor dicho, ¡un baño de bienestar!

El invierno es una época especialmente acertada para tener en cuenta la oferta de los spas y balnearios de la Costa Brava y el Pirineo de Girona.  Sabemos que el agua nos puede ayudar a liberar tensiones y relajarnos, pero las bajas temperaturas no nos permiten baños al exterior durante el invierno; así que nos queda la opción de visitar las zonas de agua y equipaciones de los spas que están abiertos todo el año. Las zonas de agua de los spas son perfectas para aprovechar todos los beneficios del agua, en un entorno agradable, pensado exclusivamente para la tranquilidad y el relax, muy útiles para romper con la rutina, cargarnos de energía y potenciar nuestra paz interior.

Además de las zonas de agua, hay que informarse de los tratamientos adicionales de estas equipaciones. Cada uno con su especialidad, el objetivo de los tratamientos de los spas tiene siempre una vinculación con el bienestar. Faltará que escojamos el más adecuado según nuestros objetivos y necesidades concretas.

Abiertos también en invierno

A menudo esta época del año nos invita a quedarnos en casa y nos limita las opciones de salidas al exterior. Visitar un spa o un balneario durante los meses de invierno se convierte en una oportunidad perfecta, solo nos faltará encontrar un espacio en nuestras agendas. Los spas y balnearios abiertos en invierno nos ofrecen una oportunidad para disfrutarlos; ¡Vamos a aprovecharla!

Con el sonido del mar

Con unas instalaciones y ubicación inmejorables, el Sallés Hotel & Spa Cala del Pi se ha convertido en un referente para aquellos que buscan una experiencia de relajación y bienestar en la Costa Brava. Su spa dispone de sauna finlandesa, baños turcos y un listado de tratamientos corporales y masajes. Otro hotel cerca del mar y con un amplio servicio de propuestas de bienestar es el Hotel Santa Marta, en la Playa de Santa Cristina de Lloret de Mar. En su spa ofrecen terapias basadas en productos naturales y orgánicos, pensados para respetar el bienestar de sus visitantes y su entorno. La sauna sueca, el circuito de aguas y las salas de masajes son algunas de las propuestas que te esperan en sus instalaciones.

Calidez entre montañas

Si queremos más bien una experiencia de altura, a 1000 metros de altitud y con preciosas vistas al Valle de Ribes encontramos el Hotel Rural-Spa Resguard dels Vents.  Una opción perfecta para hacer una escapada de fin de semana y disfrutar de la tranquilidad y el silencio que se respira en los prados y bosques de su entorno. Además de su ubicación, el hotel dispone de una amplia oferta de tratamientos corporales adaptados a las necesidades de aquellos quienes lo visitan.

Bienestar urbano

Sin salir de la ciudad encontramos también propuestas de spas urbanos de carácter singular y exclusivo. Un buen ejemplo es Aqva Banys Romans, en el Barri Vell de Girona. Con unas instalaciones con más de 2000 años de historia, sus visitantes podrán revivir y disfrutar de una tradición greco-romana ancestral: baños termales, rituales, masajes y mucho más. Este balneario urbano representa el equilibrio perfecto entre historia e innovación, donde el agua, la piedra, la luz, y otros elementos primarios permiten experimentar un viaje purificador y plácido a través de los sentidos.

Otra opción para vivir una experiencia de bienestar es el Hotel Ciudad de Girona, el cual cuenta con una piscina climatizada y zona de jacuzzi de agua salina. Mediante productos cien por cien naturales y de primera calidad, ofrece una amplia oferta de tratamientos relajantes pensados para el bienestar de sus clientes.

El poder del agua

Existe también la posibilidad de compaginar el aspecto terapéutico con la tranquilidad de los parajes de la Selva en el Hotel Balneari Vichy Catalan. Con un amplio abanico de tratamientos y unas instalaciones únicas, este Spa Termal de Caldes de Malavella también es una buena alternativa. Además de una gran diversidad de tratamientos corporales, masajes y experiencias spa, sus instalaciones ofrecen un circuito de aguas termales que permiten disfrutar a sus visitantes de un recorrido por las diferentes piscinas de aguas Bicarbonatadas Sódicas y Alcalinas del manantial de Vichy Catalan a 36 °C. Jacuzzi, Chorros subacuáticos, Cañones de agua termal, Cromoterapia, Ducha Bitérmica, Ducha Cubo, Pediluvi, Sauna Finlandesa, Sauna Termal (Hamman) son algunas de las opciones que ofrece este espacio.

Los meses de invierno son un buen momento para dedicarnos tiempo, parar a reflexionar y cuidar nuestro cuerpo y mente. Hay centros de spa abiertos todo el año que nos invitan a todo esto y mucho más. ¡Empezad a descubrir todo un nuevo mundo de sensaciones!