Los beneficios del silencio para el bienestar

El ruido del tráfico, la cafetera, el teléfono, los niños corriendo, la televisión, el bullicio de las terrazas… Estamos tan acostumbrados al sonido en nuestro día a día que incluso su ausencia nos puede llegar a molestar. Además, tanta exposición al ruido nos puede llegar a provocar cambios en nuestro bienestar y comportamiento, además de cansancio y estrés, entre otros muchos efectos.

La necesidad de permanecer un tiempo sin hablar, es decir, en silencio, es una necesidad humana, la cual no solemos hacer ni poner en práctica, y es muy necesaria, puesto que nos aporta numerosos beneficios para nuestro organismo. Es hora de disfrutar de la tranquilidad que nos da el silencio y de sus beneficios. ¿Sabes cuáles son los más importantes?

Archivo Imágenes PTCBG. La Escala. Javi Cabrera.

Reduce la ansiedad y el estrés. El ruido hace que en nuestro cuerpo aumenten los niveles de cortisol y adrenalina, las hormonas relacionadas con el estrés provocando así enfermedades cardíacas. Sin embargo, el silencio tiene el poder de liberar el estrés y la tensión en el organismo y el cerebro, favoreciendo la relajación, por eso es tan importante hacer ejercicios como la meditación o el yoga.

Aumenta la sensación de bienestar psicológico. Cuando nos encontramos en un ambiente relajante, el organismo empieza a segregar endorfinas, la hormona de la felicidad, y serotonina, y esto nos produce un cambio positivo en nuestro estado de ánimo.

Mejora el sueño y reduce el insomnio. Relajarnos con silencio antes de acostarnos es muy importante para disfrutar de un sueño reparador.

Fomenta la creatividad y el aprendizaje. El silencio ayuda a concentrarse, mejorar la atención, reflexionar, y que así surja la inspiración y, por lo tanto, que aumente nuestra creatividad. ¿Por qué no lo pruebas?

¿Cuándo y cómo practicar el silencio?

Cualquier momento es bueno para estar en silencio. Uno de ellos, y quizás el más importante, es la noche. Hay personas que para coger el sueño optan por escuchar la radio o encienden la televisión, pero haciendo esto no disfrutamos del silencio y nuestro cerebro no descansa. Por lo tanto, es necesario que antes de ir a dormir podamos disfrutar de este espacio de armonía escuchando nuestro mundo interior, imaginando el mar u otro espacio de la naturaleza que nos transmita tranquilidad.

Por supuesto, es conveniente hacer silencio cuando el cuerpo lo necesita, sea la hora que sea. ¿Cuándo sabremos que lo tenemos que hacer? Cuando notemos palpitaciones y pulsaciones elevadas, nudo en el estómago o falta de oxígeno. Aquí es conveniente relajarse y hacer ejercicios de respiración en profundidad. Con 15 -30 minutos en el día, seguidos o en diferentes momentos del día, ya sea mañana y noche preferiblemente, podrás disfrutar de todos los beneficios que te ofrece el silencio. Una respiración tranquila, en la cual nos escuchamos a nosotros mismos, es una buena manera de iniciar el silencio.

Archivo Imágenes PTCBG. La Escala. Javi Cabrera.

Di adiós al estrés con la metodología The Kone

¿Conoces este método? Desde el Instituto del Silencio se promueve esta metodología creada por los profesores del Bienestar, Creatividad y Felicidad, Jordi Reixach y Edgar Tarrés. Esta está basada en los últimos descubrimientos neurocientíficos, las aplicaciones de la física cuántica, la meditación y la visualización creativa. A partir de estos conocimientos y técnicas, The Kone diseña unas experiencias que nos llevan a descubrir nuestra creatividad y a desarrollar nuestro bienestar para lograr una vida feliz, coherente y con mucho valor, con el fin de construir una sociedad más bonita, más saludable, más consciente y más feliz.

Archivo Imágenes PTCBG. Ampurias. Javi Cabrera.

Si tienes ganas de seguir descubriendo más sobre The Kone y lograr un correcto bienestar apúntate a los acontecimientos, formaciones y actividades y empieza a construir una vida más consciente y más feliz, porque a veces no somos conscientes de la importancia del silencio y de valorar y proteger este espacio para poder estar mejor con nosotros mismos.