El yoga y el vino, una combinación perfecta para el bienestar

¿Cuántas veces habéis llegado a casa y os habéis relajado en casa escuchando vuestra música favorita disfrutando de una copa de vino? Actualmente, el vino es un instrumento de placer, un buen amigo para estos momentos de desconexión y tranquilidad, pero también para celebrar cualquier ocasión especial o reencuentro con tus amigos o familiares.

El vino es considerado un alimento que, en moderación, ofrece numerosos beneficios para la salud gracias a sus proteínas y enzimas. La ingesta de una copa diaria nos previene de enfermedades cardiovasculares y del envejecimiento prematuro de las células de la memoria. Además, puede ayudar a disminuir la masa corporal, mejora nuestra piel y disminuye las alergias por sus propiedades antihistamínicas. ¿Lo sabías?

Además, el vino tiene muchas opciones de maridaje, pero no solo con los alimentos, sino también con el arte en general. Entre ellas, os proponemos el yoga. Pero, ¿podemos combinarlos? ¡Sí, por supuesto! Pensar en vino y yoga nos hace relajar. Es, literalmente, terapéutico. Está comprobado que la práctica frecuente del yoga previene enfermedades cardíacas, tensiones e, incluso, nos ayuda a bajar de peso. Son muchos las ventajas que nos aporta el yoga, por ejemplo nos ayuda a transformar y oxigenar el cuerpo y la mente, a mejorar nuestra flexibilidad, a mejorar la circulación de la sangre y favorece la eliminación de toxinas; por lo tanto, comprende todo el conjunto del sistema inmunitario, glandular y muscular. Por eso, la armonización del yoga con el vino potencia las cualidades mencionadas, en un estado de bienestar.

Del mismo modo que hay diferentes tipos de yoga y disciplinas, también podemos elegir entre muchas variedades de vinos y bodegas. Esta increíble diversidad conecta de alguna manera los dos mundos, puesto que ambos necesitan su proceso de maduración y evolución y nos ofrecen grandes beneficios para nuestro organismo.

Hoy en día hay una tendencia, cada vez más frecuente, de la práctica de yoga en entornos naturales como las viñas. Si lo pensamos bien, ¡qué mejor que aplicar el concepto de Mens sana in corpore sano al aire libre y en el lugar donde nace el vino! El vino y su entorno se convierten en el compañero idóneo para la práctica del yoga y para conseguir el auténtico bienestar.

Aprovecha este mes de mayo y junio para conectar contigo mismo con el tour Yoga&Wine organizado por el Club de Salud y Bienestar conjuntamente con la Ruta del Vino DO Empordà del Patronato de Turismo Costa Brava Girona. Una serie de sesiones de yoga impartidas por la Claudia Arias, profesora de yoga, donde podrás disfrutar de masterclass de una hora aproximada y apta para todos los niveles, en diferentes entornos idílicos como son las viñas y bodegas. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

A pesar de tener las plazas agotadas de la primera masterclass de yoga este domingo, 1 de abril, en la bodega Martín Faixó de Cadaqués, te animamos a hacer la próxima sesión que se realizará el 7 de mayo a las Viñas de Olivardots a Capmany. Una pequeña bodega familiar situada en el extremo nordeste de Cataluña, en el Ampurdán, que nace el 2006 y dónde encontrarás vinos singulares y con personalidad que buscan el equilibrio y la elegancia. Acompáñanos en esta sesión de yoga, donde la armonía y la tranquilidad serán los protagonistas y vive una experiencia única. ¡Compra tu entrada!

Bodega Viñas de Olivardots. Capmany.

Si te gusta estar cerca del mar, y sobre todo de la Costa Brava, no te puedes perder la masterclass del 21 de mayo en la Bodega Brugarol, una bodega situada en unas tierras agrícolas de vino autóctono de Palamós, que se construyó escondida bajo suelo justo debajo de las viñas y que se caracteriza por la espectacularidad del proyecto arquitectónico. ¿No lo has visitado nunca? Aprovecha la ocasión para verlo en directo y disfrutar de una sesión de yoga con Claudia Arias. 

Bodega Brugarol. Palamós.

La bodega La Vinyeta será el espacio donde se realizará otra de las masterclass de yoga a finales de mayo, más concretamente el domingo 29. Una bodega situada en Mollet de Peralada, construida por Josep y Marta, dos jóvenes emprendedores que empezaron el 2002 con solo 4 hectáreas de viñas y no fue hasta el 2006 que construyeron la bodega y empezaron a elaborar las primeras botellas.

Y por último, el 4 de junio puedes aprovechar la última sesión de yoga en la bodega Clos de Agon, situado a 100 metros de altitud, en la vertiente de un prado orientado al suroeste y protegido por las grandes extensiones de bosques que componen el Espacio Natural de las Gavarres. ¡Disfruta de estas 42 hectáreas de entorno vitivinícola haciendo la masterclass de yoga y reconectando contigo mismo haciendo un viaje al alma de los vinos!

Si quieres disfrutar de alguna de estas masterclass de yoga puedes hacer tu reserva a través del e-mail wellbeing@costabrava.org indicando el día y el lugar de la sesión escogida con el nombre de las personas que asistirán. ¡Ven y conecta contigo mismo!