10 tendencias en nutrición y alimentación saludable que serán claves para el bienestar

La preocupación por cuidar de nuestro bienestar personal ha ido ganando terreno con pasos de gigante durante los últimos años, especialmente entre aquellas personas que han tomado conciencia sobre la importancia de la salud física y emocional a través de la alimentación.

Ser conscientes de nuestra dieta, de la diversidad de alimentos que escogemos para nuestros platos, así como de la manera de cocinarlos y de los valores y actitudes que nos motivan a hacerlo, tiene una incidencia directa en nuestro bienestar. Las empresas miembro del Club Salud y Bienestar, comparten esta premisa y es por eso que tienen en cuenta la importancia de ofrecer propuestas de alimentación saludable dentro de su oferta de servicios.

Entre ellos, Marta Romaní, experta en nutrición consciente y Clara Pallarès, chef de Can Felicià y divulgadora gastronómica, aconsejan a sus clientes para mejorar su bienestar mediante algunas pautas de nutrición saludable. Hemos hablado con ellas sobre las nuevas tendencias hacia una alimentación más healthy, entre las cuales destacan también una creciente preocupación por el mantenimiento y respeto hacia el medio ambiente.

1. Los beneficios del consumo de alimentos fermentados

En el cuerpo humano existen de media 1,5 kilos de bacterias, y al contrario de lo que podemos pensar, estos son absolutamente imprescindibles para el correcto funcionamiento de los intestinos y del organismo en general. Los fermentados como los yogures, los tés kombucha, el kéfir o el chucrut mejoran notablemente el tráfico intestinal y refuerzan la flora bacteriana que necesitamos para procesar los alimentos.

2. Más consumo de variedades locales, productos km 0 y de huertas locales 

Los traslados kilométricos de un producto desde una ciudad (o país) hasta otro punto lejano aumentan las emisiones de gases contaminantes mucho más de lo que sería necesario si se repartieran únicamente entre los comercios y viviendas locales. Tomando conciencia de esto, los consumidores más conscientes apuestan por consumir productos locales y de temporada, asegurando alimentos frescos y más respetuosos. 

Foto Matthias Hespe de Javi Cabrera

3. La importancia de los vegetales, no solo como acompañamiento

Esta tendencia va muy unida al denominado movimiento veggie, cada día más aclamado entre jóvenes y no tan jóvenes. Y es que los “vegetales” a menudo han sido asociados al concepto “de acompañamiento» desde que los consumidores pudimos empezar a permitirnos productos de origen animal en abundancia. Pero hoy en día todos los estudios nos reafirman que son las verduras, las frutas, las legumbres o los tubérculos los que tendrían que ocupar la mayor parte de nuestros platos diarios. 

4. Gastrobotánica, plantas, flores silvestres y algas en la cocina

Marta Romaní nos recuerda que las plantas silvestres, las flores y otras especies aromáticas que crecen en nuestro entorno presentan un gran número de nutrientes como minerales, vitaminas y fitoquímicos que en muchos casos son terapéuticos y beneficiosos para nuestra salud. Es por eso que estos ingredientes y otras propuestas como las algas de lago, siempre forman parte de sus talleres y propuestas formativas de nutrición consciente. La gastrobotánica pone a nuestro alcance de forma más ecológica alternativas vegetales para poder alimentarnos de forma variada, descubrir nuevos sabores y sin necesidad de desplazarnos a grandes distancias.

Foto Marta Romaní

5. Los peces azules pequeños

Desgraciadamente, ningún producto del mar está totalmente libre de contaminación a causa del actual estado de las aguas en todo el planeta, pero algunos peces azules más pequeños, como la sardina, la caballa y el jurel, son de los menos contaminados por metales pesados y son muy ricos en ácidos grasos omega. La realidad es que los peces son fuente de proteínas, vitaminas, minerales y grasas naturales que aportan varios beneficios a nuestro organismo, como la disminución de la presión arterial o el aumento de calcio en nuestros huesos.

6. Germinados y semillas para enriquecer cualquier plato

A pesar de que antes eran considerados “el alimento de los pájaros», también es verdad que hoy en día muchos consumidores no saborean del mismo modo sus platos sin un nutritivo toque de semillas o germinados de alguna planta. Además del sabor único que aportan, son alimentos que enriquecen enormemente los beneficios para la salud de nuestras comidas, debido a su gran concentración de propiedades nutricionales. 

Foto Cocina Can Felicià

7. Aprovechamiento de los productos y zero waste

El movimiento zero waste (“cero desperdicios” en español) se basa en reducir el impacto ecológico disminuyendo la generación de residuos, consumiendo solo lo necesario para sobrevivir con buena calidad de vida. Los seguidores de este concepto intentan disminuir al máximo el consumo de productos no reciclables, de plásticos y cualquier otro desecho no orgánico. En la cocina, aprovechan los recipientes y todos los restos reutilizables para generar nuevas recetas, dando nuevas oportunidades a los alimentos antes de tirarlos

8. Experimentación con la coctelería sin alcohol

¿Por qué renunciar a la deliciosa combinación de sabores de un cóctel si no quieres tomarlo con alcohol? La tendencia hacia un estilo de vida más sano también incentiva el crecimiento de sus versiones 0% alcohol, ampliando el público objetivo de la coctelería, creando nuevos momentos de consumo y consiguiendo un resultado mucho más beneficioso para el organismo.

Foto Matthias Hespe de Javi Cabrera

9. La gastronomía y la alta cocina también se vuelven más saludables

La alta cocina se está beneficiando (y mucho) de los productos más ecológicos y sanos, puesto que no solo no tiene que renunciar al sabor, la elegancia y la elaboración de sus platos, sino que además puede convencer a los comensales de la calidad culinaria que ofrece en todos los sentidos. Son muchos los chefs y personalidades reconocidas de la alta cocina que han apostado por añadir el eje saludable a sus cartas, una tendencia que ya podemos observar en las grandes cocinas de todo el mundo y de manera especial en la oferta gastronómica de la Costa Brava y el Pirineo de Girona.

10. Materiales más sostenibles en la cocina y en la mesa

Clara Pallarès de Can Felicià ofrece una cocina natural y de temporada, con productos locales, frescos y ecológicos, pero también es una firme defensora de la idea que la alimentación saludable puede ir más allá de los ingredientes, expandiéndose a todo aquello que lo rodea. Por eso cada vez más hosteleros optan por versiones más ecológicas de sus utensilios e, incluso, de la decoración de las salas para continuar velando por la salud de nuestro planeta. 

Te invitamos a poner a prueba en la cocina y en la mesa todas estas tendencias para una alimentación más saludable y más consciente, que tenga en cuenta su impacto para nuestra salud y para la del planeta, todo con el objetivo de garantizar al máximo nuestro bienestar y el de nuestro entorno.